Estreno agridulce del TRM Rally Raid en la Baja Almanzora.

  • top4x4 

El pequeño RAV4 no pudo con la dureza de la 14º Baja Almanzora. Fueron más de 30 equipos los que se vieron obligados a abandonar, la mayoría a causa de fallos mecánicos.

El objetivo del equipo TRM rally raid para la primera prueba del calendario era probar la nueva montura y la nueva categoría. Es por ello que el equipo de top4x4.es se puso manos a la obra en la preparación del vehículo. La montura estaba más que probada en carreras por otros equipos, siendo precisamente campeón de España de la categoría Open el pasado año. Todo hacía pensar que el coche estaba listo para correr sin tener que realizar reparaciones… pero no.

Al recibir el vehículo en nuestras instalaciones y subirlo al elevador, nos dimos cuenta de que el vehículo presentaba muchas heridas de guerra… demasiadas. Zonas de carrocería con grandes grietas, que ya se habían tratado de reparar sin demasiado éxito…

A falta de apenas dos semanas para el comienzo del certamen, únicamente podíamos tratar de reparar las zonas más dañadas, en especial el puente trasero. La mejor solución era cambiar carrocería… pero con el tiempo tan apretado resultaba imposible.

La imagen puede contener: cielo y exterior

 

El mismo viernes de carrera y a contrarreloj, era cambiada la luna delantera, que presentaba una grieta con la que difícilmente se podría pasar verificaciones técnicas. Finalmente el vehículo era cargado en uno de los camiones de Primoti (patrocinador del equipo) y llegaba a Mojácar a tiempo.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, coche y exterior

Pero aquí no acababan los problemas. Un fallo en la instalación eléctrica impedía pasar las verificaciones, problema que se resolvió apenas 5 minutos antes de cerrar el parque cerrado.

 

 

El sábado a primera hora tenía lugar la prólogo, de apenas 10km. Supuso la primera toma de contacto con el vehículo para Toni y Roberto.

 

El SS2 consistía en realizar dos veces un tramo de 40km. El Toyota quedaba atrancado en una de las grandes roderas que se habían creado en el camino. Con ayuda consiguen sacarlo y finalizar el sector selectivo.

 

En la tarde del sábado tenían lugar el SS3 y SS4, de idéntico recorrido. Comenzaba en la rambla de Cuevas de Almanzora, tramo espectacular por el paso de los vehículos por las paredes laterales de ésta. El equipo TRM rally raid mantiene un buen ritmo, aunque el horario de salida al SS4 obligaba a gran parte de los participantes a finalizar dicho tramo sin luz solar, lo que supuso una dificultad añadida.

 

A la llegada al parque de asistencia tocaba repasar el RAV4, que aparentemente no mostraba grandes daños, algún tornillo del cubrecarter había abandonado su ubicación, cambio de filtro de aire… Aunque un detalle que llamaba la atención era la posición aleta derecha-capó, ya que cada vez se encontraban más descuadrada… una señal de lo que posteriormente ocurrió.

 

El domingo tenía lugar el SS5, que consistía en dar 4 vueltas a un mismo tramo (correspondiente al SS2). El camino estaba destrozado, y más para el pequeño Toyota, que no destaca por su altura libre y grandes ruedas. La pericia de Toni al volante hizo que el coche no quedase atascado en las cada vez más grandes roderas en pleno fes fes. Pero, a pocos kilómetros de acabar la segunda vuelta al circuito la torreta delantera derecha decidía separarse de la carrocería… 

 

Mediante cintas pudimos colocar la torreta en su lugar (más o menos) para poder cargar el coche al camión de Primoti.

Y así acabó la Baja Almanzora, misma prueba en la que el año pasado Toni y Roberto conseguían la victoria en categoría de regularidad. 

Has sido muchas las mejoras que se deben llevar a cabo, y desde top4x4.es nos ponemos manos a la obra en la reparación del RAV4, que debe estar listo para la próxima prueba del campeonato, el Rally Mar de Olivos.